Producto añadido correctamente al carrito

Cantidad
Total
Continuar comprando

Realizar pago

Ciencias económicas y administrativas

Suscribete a nuestro newsletter

Cómo destruir una empresa en 12 meses...o antes Ver más grande

Cómo destruir una empresa en 12 meses...o antes

Nuevo

Autor: Luis Castañeda
Editorial: Grupo Noriega Editores
Edición: Quinta, 2018
Formato: Libro
Rústica, 17 x 23 cm
202 páginas
Peso: 0,390 Kg
ISBN: 9786070508370

Más detalles


COP$ 49.500

Más

Reseña. Cómo destruir una empresa en 12 meses...o antes

¡No comience una empresa sin consultar antes este libro!

Dirigido a directores generales y de área en empresas de cualquier tamaño (con énfasis en empresas medianas, pequeñas y startups), este libro es un verdadero catálogo de causas de crisis y fracaso empresarial que ayudará a directores veteranos a mejorar aspectos de su empresa que pudieran ser fuentes de crisis, y a directores noveles que deseen comenzar su gestión con el pie derecho. Es también una guía excelente para directores y consultores a quienes se les encomienda la tarea de rescatar a una empresa en problemas.

Contenido. Cómo destruir una empresa en 12 meses...o antes

Sobre el autor
Dedicatoria
Prefacio a la Quinta edición
Errores y omisiones en el Área de Dirección General y Estrategia
No tener vocación de director
Hacer cambios tecnológicos muy rápidamente para aventajar a los competidores
Confiar demasiado en encuestas y estadísticas
No usar adecuadamente su capacidad para pensar
Dar "manga ancha" a los socios ejecutivos
No preparar un plan de negocios antes de crear la empresa
Iniciar la empresa con capital insuficiente
No involucrar al Consejo de Administración
No tener un Modelo de Dirección
No tener preparación administrativa
No contratar un gerente profesional cuando la empresa crece
No cederle suficiente poder al gerente general
Creer que la planeación es sólo para las empresas grandes No involucrar a todos los niveles de la organización en el proceso de planeación
No tener visión del futuro
No definir la misión de la empresa
No conocer las fuerzas y las debilidades de la empresa
No identificar las amenazas y oportunidades presentes en el entorno
No conocer los factores clave de éxito del negocio
No ser consistente entre la estrategia, la misión, los objetivos y los principios de la empresa
Dejar que la cultura organizacional se forme por sí sola No contar con una guía de políticas corporativas
No abandonar a tiempo una estrategia inadecuada Centralizar demasiado las decisiones
Anteponer sus intereses personales a los de la empresa No aprender de las lecciones del pasado
Crecer sin contar con los recursos necesarios para sostener el crecimiento
Pasar por alto indicios de problemas graves
Creer que el tamaño de una empresa es la prueba de su éxito
Resistirse a adoptar nuevas tecnologías
Dar mayor importancia a los resultados a corto plazo
Permitir que los éxitos pasados paralicen la innovación
Creer que lo que funciona hoy seguirá funcionando mañana
Tratar de abarcar demasiado
No modificar la manera de administrar cuando los tiempos cambian
No fomentar la innovación en la empresa
Arriesgar más de lo que la empresa puede resistir en caso de fracasar
No "apretarse el cinturón" en tiempos malos
Participar en prácticas monopolistas ilegales
Creer que un gerente puede manejar cualquier tipo de negocios
No dedicar tiempo suficiente a pensar en el futuro de la empresa
No definir e implementar el modelo de negocios
No asegurar la alineación entre la estrategia, el modelo de negocios y el plan operativo
Tratar de dirigir la empresa sólo con base en los números
Confiar demasiado en una técnica gerencial de moda
Iniciar un negocio sin conocerlo o sin contar con una ventaja competitiva Participar en negocios ilegales
No reconocer los síntomas de una crisis en puerta
Sentarse a esperar el paso de una recesión
No reconocer el impacto de las nuevas tecnologías en la empresa
No transformar la empresa sólo porque el personal se opone
No generar sentido de urgencia en la organización
Permitir que la codicia lo ciegue
Ser complaciente con los resultados
Ser inflexible en la aplicación de las políticas
Seleccionar equivocadamente a sus ejecutivos
No formar cuadros medios de gerencia
Demorar decisiones desagradables
No preparar un sucesor
Creerse omnipotente
Usar su posición para beneficio personal
No estar en el centro de la acción
Enriquecer a los dueños al tiempo que la empresa se empobrece
Permitir conflictos de interés
Ser fuente de contaminación y no hacer nada o lo suficiente para reducirla o eliminarla
No instalar un programa de calidad total en la empresa Dar motivos para ser secuestrado
Resistirse a formar alianzas
No estar atento a o no interpretar las señales del mercado
No asegurarse de que los departamentos de la empresa trabajen en equipo
Confiarse de que los hijos seguirán con el negocio cuando el director general y dueño se retire
Ser el último en saber lo que ocurre en la empresa
Depender demasiado del "benchmarking"
Planear eficazmente pero implementar pobremente
No atacarse a sí mismo
No reconocer al enemigo
Tratar de engañar a los inversionistas
Fusionarse con la compañía errónea
Tomar riesgos a pesar de que las probabilidades estén en su contra
Expandirse sin control
Financiar un estudio que beneficie más al competidor
Tratar de derrotar a la competencia por medios ilegales
No protegerse del espionaje industrial
Sacrificar cuota de mercado para obtener mayores márgenes de utilidad en momentos de alta competencia
Permitir que la burocracia bloquee el crecimiento de la empresa
Creer que siempre gana el que llega primero
No reconocer que su empresa no ha sido viable desde el principio
Iniciar un negocio sin tener el equipo de gente adecuado
 
Errores y omisiones en el Área de Finanzas y Administración
Insuficiencia de capital
Invertir demasiado en infraestructura prescindible
Administrar las funciones en vez de los procesos
No contar con un manual de políticas generales
Creer que el presupuesto anual es el único plan que la empresa necesita
Presupuestar sobre bases falsas
Presupuestar solamente mediante la extrapolación de resultados anteriores
No tener sistemas de control adecuados
No contar con un sistema oportuno de información financiera y operacional
Confiar ciegamente en los reportes financieros de las empresas del grupo
No tomar en consideración los efectos de la inflación
No utilizar costos de reposición en la fijación de precios
No prestar atención al balance general
No vigilar la calidad de las utilidades de la empresa
Tener un apalancamiento financiero excesivo
No identificar qué actividades producen dinero y cuáles lo consumen
No prestar atención suficiente a la disponibilidad de efectivo
No ser agresivo para cobrar
No vigilar la nómina
No reducir los gastos de operación cuando se anticipa una baja de ventas
No prestar atención a los gastos pequeños
Permitir que los costos y los gastos aumenten más rápidamente que las ventas
No controlar los gastos de viaje y de representación
No revisar los egresos con frecuencia
Pagar comisiones antes de cobrar la venta
Inmovilizar el capital en productos de venta lenta u obsoleta
No contar con buena planeación fiscal
Aceptar contratos desfavorables para la empresa
Tratar de evadir al Fisco
No tener asegurados los activos adecuadamente
No tener afianzados a los empleados que manejan valores
No adaptar la manera de hacer negocios a los países donde opera
 
Errores y omisiones en el Área Comercial
No escuchar la "voz" del cliente
No entender bien a sus clientes meta
No conocer los "momentos de la verdad" de su empresa
No construir la marca oportunamente
Descuidar la marca
No contar con un plan para dirigir las actividades comerciales
Creer que las ventajas competitivas son eternas
Malinterpretar los resultados de la investigación de mercados
No tomar realmente en cuenta las necesidades y gustos cambiantes del consumidor
Tener un solo cliente
Orientarse más a la tecnología que a los clientes
Creer que la venta termina cuando el cliente firma el pedido
Otorgar créditos inconsistentes con la capacidad de pago de los clientes
Creer que el departamento de Ventas es el único responsable de vender
No prestar atención al entrenamiento de vendedores y personal asociado con el servicio al cliente
Creer que el precio es el factor más importante de un producto
Temer aumentar los precios
No determinar el costo real de cada venta
No conocer las razones principales por las que se vende su producto
Creer que sus productos se venden solos
No tratar de diferenciar el producto
No querer reconocer que un producto o línea de productos ha terminado su ciclo de vida
Depender de un solo producto
Otorgar garantías superiores a la confiabilidad del producto
Creer que sólo se compite contra fabricantes del mismo tipo de producto
Subestimar a la competencia, especialmente a la pequeña
Reaccionar tardíamente a las acciones de la competencia
No reconocer el valor de la promoción "de boca a oído"
No tener un sistema de servicio de calidad al cliente
Enfocarse en los competidores en vez de crear la mejor experiencia para el usuario
No hacer alianzas adecuadas y oportunas
Ser lento para entrar al mercado
Usar un concepto promocional sólo porque a un competidor le dio resultado
Opacar la diferenciación de su producto o servicio
Agregar categorías diferentes donde el mercado tiene posicionado el producto de una cierta manera
No probar el concepto del producto o servicio antes de lanzarlo
Dar al producto un nombre registrado por otra empresa en la misma industria
Creer que la marca por sí sola garantiza el éxito de la empresa
Engañar al consumidor
No revisar y aprobar todas las comunicaciones de la empresa
Creer que sabe más que el cliente
No crear una buena imagen cuando la imagen es esencial
Permitir el deterioro de la imagen de la empresa
Entrar con timidez a un mercado y dejar cabos sueltos
No reconocer el potencial de un desarrollo tecnológico interno
Subestimar el nuevo producto de un competidor
Pecar de complacencia, conservadurismo y arrogancia
Actuar de manera ilógica ante el cliente
No prever las consecuencias de un texto publicitario
Invertir demasiado en un producto que puede volverse obsoleto rápidamente
Usar prácticas comerciales ilegales para vencer a un competidor
Crear un gran producto y no poder comercializarlo
Ser ingenuo
Ofender a algún grupo de presión con el producto o la publicidad
Tardar demasiado tiempo para lanzar un producto al mercado
Publicitar en exceso un producto que no satisface las expectativas
Apresurarse imprudentemente para lanzar un producto inacabado
Ayudar al competidor con nuestra propia publicidad
Emplear en la publicidad a personajes sin verificar su pasado
Subestimar la entrada de competidores en alguno de sus mercados
Carecer de una estrategia de desarrollo de la marca
Mantener en su puesto, en tiempos difíciles, a un director comercial mediocre
No adecuar el producto a un nuevo mercado
Tratar de crear la marca antes de desarrollar el producto
Querer ser el rey en todos los mercados en vez de enfocarse
No entender la estructura de un mercado
No aprender de los errores de los competidores
Invertir en un producto destinado a desaparecer
No entender las tradiciones del mercado
Permitir que las políticas de la empresa afecten el servicio al cliente
Malinterpretar los deseos del mercado
Sufrir de miopía de marketing
Engañar al consumidor por medio de la tecnología
Tener malas relaciones con su cliente principal
No conocer el mercado correcto para su producto
No proteger sus marcas debidamente en el extranjero
No utilizar a profesionales para el diseño de su sitio Web
No actualizar la página Web periódicamente
No atender oportunamente a los clientes potenciales que nos consultan a través de nuestro sitio Web
Presentar publicidad falsa para dañar a un competidor
Diseñar un producto para un mercado pero con un nombre inapropiado para un mercado diferente
No proteger adecuadamente la información confidencial de los usuarios del servicio de la empresa
Ser diferente en exceso
 
Errores y Omisiones en el Área de Factor Humano y Cultura Organizacional
No facultar al personal
No reconocer que los empleados representan el recurso más importante de la empresa
Contratar personal sin hacer una selección cuidadosa
Creer que los empleados sólo trabajan por dinero
Tener favoritismo entre el personal
Dar preferencia a unos departamentos sobre otros
No repartir equitativamente las cargas de trabajo entre todo el personal
Tener una estructura de sueldos injusta
No dar importancia a la capacitación del personal
No disciplinar cuando es necesario
Permitir que el rumor sea el medio de comunicación en la empresa
Creer que se pueden ganar todas las demandas laborales
Cambiar la cultura organizacional que ha sido la base de su éxito
Creer que el personal está contento, cuando es todo lo contrario
 
Errores y omisiones en el Área de innovación y Operaciones
Dejar la responsabilidad de la productividad sólo en manos de los empleados
No integrar la calidad en el diseño del producto y en los procesos de producción
Reducir el costo del producto a costa de la calidad
No tratar de estandarizar las partes o componentes del producto
Adquirir equipo costoso inadecuado para las necesidades de la empresa
Utilizar materia prima y componentes de difícil adquisición
No renovar el equipo cuando es requerido
Depender de un solo proveedor
Subutilizar los activos de la empresa
Crear inventarios de alto riesgo
No contar con un sistema adecuado para el control de los inventarios
Utilizar materiales de menor calidad o resistencia que lo especificado
No revisar periódicamente la estructura organizacional y los procesos de la empresa
Apresurarse a la adopción de una tecnología nueva cambiando características que parecen innecesarias
Descuidar el cumplimiento de las normas sanitarias creyendo que no ocurrirá algún problema grave
Tener mucha desigualdad entre el departamento de Ventas y el departamento de Distribución
Aumentar la producción a un ritmo mayor que la capacidad de suministro
Demorar el lanzamiento de un producto cuando la competencia no está cruzada de brazos
No utilizar métodos probados de administración de proyectos
 
Apéndice de Autoconsultoría
Los síntomas de las crisis empresariales
El perfil de la empresa sana
Prontuario para la prevención de problemas
El Plan de Negocios
Manejo de crisis
Guía para rehabilitar una empresa después de una crisis
 
Epílogo
 
Bibliografía
Bibliografía relacionada con causas de fracaso empresarial