Producto añadido correctamente al carrito

Cantidad
Total
Continuar comprando

Realizar pago

Arte

Suscribete a nuestro newsletter

En voz confió. Melopeas, melodías y obras corales Ver más grande

En voz confió. Melopeas, melodías y obras corales

Nuevo

Autor: Andrés Rodríguez Ferreira
Editorial: Universidad Distrital Francisco José de Caldas
Edición: Primera, 2016
Formato:Libro
Tapa dura, 23x28.5 cm
87 páginas
Peso: 0.400Kg
ISBN: 9789588972619

Más detalles


COP$ 25.000

Más

Reseña. En voz confió. Melopeas, melodías y obras corales

Cuando se canta en coro, el ritmo cardíaco y el espíritu adquieren un sentido colectivo; una sensación de placidez recorre el grupo de una forma que solo el que lo ha experimentado lo puede entender. El CORO es un espacio de construcción colectiva trascendente, y una de las pocas —junto al teatro— que el arte puede ofrecer; casi todas las restantes provienen de un ejercicio solitario. En los colectivos humanos que han logrado hacer de las prácticas corales ejes de inclusión social y formación musical básica, se respira un aire de grandeza humana, social y ética. La diferencia entre los países del primer mundo y los que no clasificamos ahí, no radica en los metros y autopistas, la riqueza o la violencia, no; estriba en lo que practican sus ciudadanos en su tiempo libre. Y en aquellos, entre otras cosas, se canta en coro: en la iglesia, en el barrio, en la escuela y la universidad, en el club o en la empresa. No se le ruega a nadie para que asista cumplidamente a ensayo, que llegue a tiempo, que traiga sus partituras. Se ensaya con gusto, disciplina y entrega. No hay disculpas de viajes, partidos, clima, tráfico o influenza. El director de coros no oye prédicas diarias de excusas y disculpas para no asistir a la práctica o al ensayo. Cada uno de los coreutas se siente indispensable y no se permite imaginar el coro sin su presencia, sabe de su propia importancia como el violinista del cuarto atril. Como el percusionista que toca su triángulo únicamente en el tercer movimiento de la Sinfonía del Nuevo Mundo de Dvorak: sin él, la obra pierde sentido.
 
En el coro, el grandioso instrumento que nació conmigo, me impele a hacerme bueno con mi propia voz; entrenando ese órgano al lado de voces similares pero únicas e irrepetibles. Conjuntado a gente gustosa de ese bello oficio del canto coral, donde además de entrenar mi alma —como Platón sugería para desarrollar la sabiduría—, entreno el aparato fonatorio a través de la música coral. La grandeza del coro está en la voz de cada uno de sus coralistas, en cada nota entonada con fuerza y expresión; para lograr proporcionar un placer imperecedero tanto a quien la produce como a quien la escucha. Todo núcleo humano que canta, crece y se enriquece en la grandeza de un coro.

Contenido. En voz confió. Melopeas, melodías y obras corales

Agradecimientos
Preámbulo
 
I. Seamos niños
Yo no sé cantar
Sin desafinar
Quiero cantar MI DO
5 notas
Ya canto sin trabajo
 
II. A entonar, orando y cantando
Los pollitos
La flor de la cantuta
El Tordo Danos paz Señor
Padre nuestro Bésame morenita
Canción del viento
 
III. La tierrita andina y llanera
Alucinación
Río Neiva
Bunde Tolimense
Bunde Sanjuanero
La Cogienda
La Tejedora
Galerón Llanero Bambuco para Coro